EL CIERRE DE CAMPAÑA DE LA 6

Recorriendo por las redes sociales encontramos el fan page de Giovanni Burneo Lupino quien hizo viral una foto que le pasó un amigo a propósito del cierre de campaña de La 6. Posteó un texto muy emotivo que vale la pena compartir en este portal en tiempo de reflexión, de elecciones, de política y de juego de tronos.

Giovanni Burneo Lupino, toda una vida debatiéndose entre el arte, la música y el activismo social.

OPINIÓN / Marzo 23, 2019

Giovanni Burneo Lupino, es un joven cantante, escritor, poeta, músico, activista social, transgresor y muy activo en la escena punk guayaquileña. Desde muy joven ha organizado diferentes manifestaciones para la libreración del arte urbano. Es víctima de la violencia municipal y su gran logro es haber conseguido la apertura de las puertas de la Plaza Centenario en donde cotidianamente se sienta a leer cuentos a los niños y hace música en vivo con megáfonos. Joven de clase media, todos los días prende un fogón en las afueras de su casa, prepara y vende comida para sobrevivir y mantener a su madre.

 

«La verdad en una sola foto, es la fiel evidencia de su inhumanidad, el abandono, la violencia disfrazada de solidaridad, la mentira que deja al paso entrever sus verdaderas intenciones.

Intentaba darle un texto no tan doloroso a esa imagen de hoy y ahora. Me es imposible no llorar, me duelen los ojos, se inundan, tengo que secar la pantalla con los dedos, tengo la cabeza agachada, esto ya fue el colmo. Es el dolor que siente un niño al no poder tener un mundo imaginado.

Una foto que contrasta la realidad con la política, que te lleva a la reflexión y poco a lo mismo de siempre, donde unos pocos «raros» siguen su incansable lucha de no hacerle el juego al poder, al status quo, a los mismo de siempre.

La mirada perdida de una criatura víctima de un sistema político nefasto que le dejan lo que les sobra, trapos con números y colores, como una especie de caridad de horror. La 6, la 10, la 35, la 5, la 4, la 7, la 119847373458330582737491038!!!! Chuchadetumadreeeeee ES UN NIÑO!!!!! LOCOOO ¿qué nos pasa!!!!??? No puedo más!!! Estallo!!! Vuelve el llanto pero en forma de rabia bienintencionada, una noble y sincera.

Ese niño es el contexto absoluto de la realidad ecuatoriana. Mientras tú defiendes al PSC o al Pre o a los demás criminales, ese niño quedó allí, así, perdido, ahogado bajo una cortina de tela barata y tóxica, su cobija de hoy en la noche, hasta que las ratas se las coman en una especie de conmiseración animal. 

Amiga, amigo, enemigo mío, si con esto no has entendido, mereces dejar de respirar».