EL CNE Y LA MANO NEGRA DE NEBOT…

Ya no es una percepción, sino una realidad: Nebot y los socialcristianos controlan el CNE según lo denuncia públicamente el Sindicato de Funcionarios, Empleados y Trabajadores del CNE en un comunicado que con nombres y lujo de detalles cuestionan repartos, arbitrariedades, prebendas, actos dolosos, que apuntan como principal responsable y beneficiario al máximo dirigente del PSC.

El Sindicato cuestiona los movimientos y disposiciones con las que el saliente alcalde de Guayaquil ha posesionado gente de su confianza como directores y coordinadores del organismos electoral, con la anuencia de los directivos del CNE definitivo.

ANÁLISIS / OPINIÓN / Enero 20, 2019

Si Viteri pierde ante Jairala, posibilidad que cada vez cobra más fuerza, sería el fin de Nebot y el socialcristianismo, es decir el fin de la derecha oligárquica de Guayaquil. ¿Acaso cuadros como Cucalón, Reyes, Roche, Vintimilla, Pasaillague o Morales, tienen la relevancia del otrora poderoso PSC y líderes históricos como Febres Cordero, Durán Ballén o Camilo Ponce?

León Febres-Cordero, nunca perdonó la traición de Nebot que para alejarse de la imagen del PSC y La6, fundó Madera de Guerrero como «plataforma de despiste» por sugerencia de Jamil Mahuad y Durán Barba.

Y es que la ambición e individualismo de Nebot no le permitieron sino usar la imagen del PSC y La 6 con fines electorales y no pudo generar más líderes que él. Después de perder dos campañas presidenciales (1992 ante Sixto y 1996 ante Abdalá), Nebot asumió un traumatizante miedo a competir y se cuidó que nadie le haga sombra.

La ambición e individualismo de Nebot no le permitieron generar más líderes que él.

Allí quedaron en el camino quienes disintieron y fueron aislados, tal como los casos de Herrería, Raad, Harb, Noboa, por citar solo algunos ejemplos.

Nebot tampoco generó nuevos liderazgos entre los legisladores; éstos fueron usados, despersonalizados y se perdieron bajo el anonimato que otorga la sumisión y la obsecuencia.

Los legisladores de Nebot sumidos en la obsecuencia y el anonimato han sido usados como objetos de negociación y chantaje de Nebot y los poderes de turno.

CYNTHIA HACE CAMPAÑA CON OBRAS PRESTADAS

A Cynthia Viteri le queda grande la posibilidad de heredar el sillón de Olmedo. Después de más de dos décadas de apostolado socialcristiano, no tiene ni una sola obra para mostrar. «Nunca ha administrado ni una tienda en la esquina» (parafraseando a León Febres Cordero) y hace campaña con obras prestadas a su caudillo. Su cómodo y silente paso por la Asamblea no dejó huella memorable alguna.

Muchos mas bien le reprochan su poca resistencia en la Asamblea ante graves normativas que ella aceptó cómodamente sin luchar, como el establecimiento de la tabla de consumo de drogas.

Cynthia no tiene ni una sola obra para mostrar. Nunca ha administrado ni una tienda.

Cynthia Viteri en gran abrazo con el hoy prófugo Ramiro González, otra adquisición fallida de Nebot.

Nebot no busca cuadros de relevancia porque le resulta más fácil controlar mediocridad antes que excelencia. Su fin estaría cerca y al parecer el fraude electoral sería su última carta en el afán de evitar una posible fiscalización de casi dos décadas en el cabildo porteño.

¿PODEMOS ESTAR SEGUROS DEL CNE?

Las denuncias están allí. Nada está seguro en el proceso electoral del próximo 24 de marzo; incluso Lenin Moreno hace su parte en un obscuro acuerdo que allana el camino para que el socialcristianismo sea nuevamente el dueño del país.

De izquiera a derecha, Esthela Acero AP, Diana Atamaint, José Cabrera PSC, Enrique Pita CREO, Luis Verdesoto. Un CNE que nace cuestionado.

Con el aval de casi todas las instituciones del Estado, se violentó en primer lugar la Ley y el Código de la Democracia al no designar a los miembros del CNE en concurso público de méritos y oposición, sino a dedo por el CPCCS y conforme a “sugerencias” de operadores socialcristianos que pujaron para integrarlo con representantes de los partidos ganadores de las últimas elecciones del 2014, asegurando así presencia, poder e influencias en todos los estamentos del organismo electoral al PSC, pese a no ser ganadores de las elecciones.

ATAMAINT SIN LEGITIMIDAD, TRUJILLO SIN CREDIBILIDAD

Lo que vino después fue el arribo de Diana Atamaint al trono del CNE como la Presidenta, Enrique Pita de CREO como Vicepresidente y el consejero socialcristiano José Cabrera del PSC como alterno de los dos anteriores. Los otros vocales Esthela Acero de Alianza País y Luis Verdesoto de las organizaciones sociales, protestaron por el viciado procedimiento de elección y exigieron revisar lo actuado por Atamaint, pero no pasó nada.

Al parecer Diana Atamaint y Luis Verdesoto estaría allí gracias al titular del CPCCS, Julio César Trujillo, cuya imagen se ha visto desgastada políticamente en los últimos meses.

Con igual objetivo, días antes y con argumentos de que el tiempo se venía corto, el CNE temporal integrado también por Atamaint y Cabrera, a pocas horas de concluir con su encargo, designan sin concurso, sin apelaciones ni mérito alguno, a los vocales de las 24 Juntas Provinciales Electorales con prevalencia socialcristiana.

El nuevo CNE no objetó ninguna de estas designaciones y al contrario avaló el mecanismo que generó muchas controversias y conflictos con los actores políticos de otras tendencias.

LOOR A GUAYAQUIL… FUERA LOOR…

El caso más claro se presenta en la Junta Electoral del Guayas en donde se designa presidente a Gustavo Loor, un supuesto “independiente” pero a la vez militante, candidato a la asamblea y concejal socialcristiano, que renuncia a los pocos días ante presiones del partido CREO representado en el CNE. Cinco Juntas Provinciales también presididas por socialcristianos son modificadas para “guardar las apariencias”, pero en el fondo, todo sigue igual.

A Gustavo Loor, íntimo de Nebot y segundo desde la izquierda, le duró apenas 29 días el cargo en la Junta Provincial Electoral del Guayas.

Las denuncias en el sentido de que Jaime Nebot arregla, arma y conduce la suerte del CNE toma fuerza sin que ningún medio de comunicación social se haga eco de ellas, peor aún los organismos de control, negándole a la comunidad el derecho a conocer estas y otras irregularidades como la evidente precampaña socialcristiana por la alcaldía de Guayaquil en medio de un proceso electoral.

AMARRES, COMPONENDAS… LA «TRONCHA» OTRA VEZ PARA EL PSC

Una vez controladas las instancias superiores del poder electoral, los socialcristianos se dedican entonces a cambiar y designar a su gente en las diferentes posiciones administrativas internas del CNE a nivel nacional y usan para ello todas las artimañas posibles, tal como lo denuncia el Sindicato de Funcionarios, Empleados y Trabajadores del Consejo nacional Electoral en comunicado público del pasado 11 de enero.

«Los socialcristianos designan a su gente en las diferentes posiciones administrativas internas del CNE»

En su comunicado, los trabajadores del CNE revelan que en las últimas semanas, cientos de sus compañeros han sido despedidos de sus trabajos por instrucción directa de la Presidenta Diana Atamaint y de los consejeros José Cabrera y Esthela Acero, para ser reemplazados por partidarios políticos, gente que les permita cumplir compromisos y con militantes de sus organizaciones políticas, dejando de lado a funcionarios con muchos años de carrera.

LOS AMIGOS DE JOSÉ CABRERA Y DEL PSC, SE TOMAN EL CNE

El Sindicato denuncia que se ha designado a Xavier Buitrón como Coordinador Nacional de Participación Pública; a María Dolores López como Coordinadora Nacional Informática; a Lucy Pombosa en la Coordinación Nacional de Procesos Electorales; a Eduardo Franco como Coordinador Nacional Administrativo, a Carlos Yaguachi como Coordinador Nacional de Comunicación Social y a Paúl Sosa como Coordinador de Gestión Estratégica, todos ellos ligados políticamente a las organizaciones de los tres consejeros.

Según los trabajadores del CNE, lo mismo se ha hecho en las Direcciones Nacionales de las Delegaciones Provinciales y Juntas Electorales en todo el país, desplazando a funcionarios bajo la perversa acusación de estar saboteando las próximas elecciones.

José Cabrera es quien cuida los intereses y prebendas a favor de los socialcristianos al interior del CNE.

Las negociaciones son tan burdas, dice el Sindicato, que un día se despide a la Coordinadora de Procesos Electorales, Lucy Pomboza, al siguiente día se posesiona al nuevo Coordinador Luis Loyos pero esa misma noche el Consejero José Cabrera negocia con al consejera Acero ese puesto y a día seguido Lucy Pomboza retoma la Coordinación.

Amarres, componendas y repartos en el CNE pone en evidencia el objetivo político del vocal socialcristiano Cabrera

Este insólito sistema de amarres, componendas y repartos en el CNE pone en evidencia el objetivo político del vocal socialcristiano Cabrera, que es tener a gente de su confianza en los cargos de decisión para el manejo del proceso electoral próximo, dice el Sindicato.

SINDICATO DENUNCIA: «SE AVECINA UN DESASTRE ELECTORAL»

Los trabajadores del CNE previenen que el 24 de marzo de este año, se producirá un desastre electoral y evidencian que esas elecciones seccionales, son una parte de la negociación entre diferentes actores políticos y el apoyo irrestricto de los vocales Atamaint, Cabrera y Acero al máximo líder del partido social cristiano a quien le han entregado el manejo administrativo del CNE.

Los trabajadores del CNE previenen que el 24 de marzo de este año, se producirá un desastre electoral

Afirman los trabajadores electorales en su comunicado, que el acuerdo es también con el Ministerio del Interior para que se incorpore a Matias Ramia como asesor de Atamaint y además con el Consejo de Participación Ciudadano para que José Morillo vaya al Consejo de la Judicatura definitivo, que Darwin Seraquive sea nombrado como su director administrativo y a Hernán Rivadeneira se lo designe Defensor del Pueblo.

¿FRAUDE EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES?

La denuncia de los trabajadores del CNE es muy grave y más grave aún será si las autoridades pertinentes se hacen de la vista gorda. Pues dejarían la puerta abierta para que quienes se sientan perjudicados o quieran pescar a río revuelto, pongan en duda la idoneidad del poder electoral que debe ser más pristino y transparente que el agua.

Lenin Moreno y Jaime Nebot, ¿buenas relaciones entre mandatarios, pactos políticos desconocidos o algo más?

Hay quienes dicen que pueden volver los fantasmas del fraude, los que terminen por minar justamente la debilitada imagen del CNE, del partido socialcristiano y de su líder, al ser señalados por asumir antidemocráticamente más poderes de los que el pueblo les ha otorgado, mediante un pacto que abarcaría al presidente Lenin Moreno, a las otras funciones del Estado y, desde luego, al CNE, instancia en la que se dice, se pretende allanar el camino para Nebot en las presidenciales del 2021.

Se pretende allanar el camino para Nebot en las presidenciales del 2021.

Hay otros que dicen que la supuesta candidatura presidencial del alcalde saliente es solo una suerte de «amague mediático» para ayudar a la campaña de su candidata en Guayaquil ya que a Nebot no le interesa para nada gobernar un país prácticamente quebrado económicamente. Sin esa espectativa, la candidatura de Viteri estaría perdida.

¿Cuáles son las verdaderas intenciónes de Nebot? El tiempo lo dirá.

TwitCount Button