El modelo socialcristiano en decadencia

Del 77% de votación con que entró en el año 1992 a la Alcaldía el ingeniero León Febres-Cordero, al 52,3% con el que aparentemente gana Cynthia Viteri este 24M, hay un descenso de 25 puntos, declive que tiene como protagonista a Jaime Nebot y su bien maquillado “modelo exitoso”. Esta es una realidad que los medios contratistas de la Municipalidad, no lo dicen -ni lo dirán-, porque deben ser complacientes con uno de sus mejores clientes.

Jaime Nebot deja la alcaldía 25 puntos porcentuales más abajo que lo que mantuvo León Febres Cordero. El alcalde saliente ha tenido un constante deterioro de su aceptación que se demuestra en la caída de su votación durante sus cuatro períodos. Gráfico realizado con datos de TSE / CNE

INVESTIGACIÓN Y ANÁLISIS / Marzo 27, 2019

León Febres-Cordero fue el artífice del verdadero gran cambio que se inició en Guayaquil hace ya casi tres décadas. Esa transformación partió de resucitar una institución que estaba en total acefalía, convertida en sede y emblema de la corrupción, del tráfico de influencias y del saqueo de los bienes públicos.

Su valiente y gigantesca labor es inolvidable para los guayaquileños, quienes mayoritariamente creen que hasta el día de hoy no se ha reconocido sus históricos méritos logrados en el cabildo porteño. Y es que administrar una metrópoli como Guayaquil es realmente una tarea de experimentados titanes.

¿Cómo se puede entender entonces, que este 24M, la alcaldía gane Cynthia Viteri sin hablar, sin debatir, sin haber hecho una obra en su vida (todas las que promocionó en su campaña no son de ella, sino de sus antecesores), sin haber administrado nunca ni la tienda de la esquina?

Arroba Ditto: “Guayaquil no podía ser ingrato con Jaime Nebot”.

Aquí cabe el comentario escuchado en una radiodifusora “sucursal de campaña” del PSC,  al principal de la emisora, Vicente Arroba: “Guayaquil no podía ser ingrato con Jaime Nebot“. Y es lo que en parte habría sucedido. Un poco menos de la mitad de guayaquileños -sin contar con el aparente fraude selectivo que algunos denuncian-, habrían despedido con un “Gracias” a Nebot por la gestión de casi veinte años, según esta visión socialcristiana.

De todas formas, Cynthia Viteri entra a la alcaldía un tanto deslegitimada, con votos ajenos y de un partido en declive. Revisar la votación en las elecciones de 2017 nos ilustra una parte del presente análisis.

En el 2017, la candidata Viteri no alcanzó a llegar a la segunda vuelta contrariamente a lo vaticinado por Jaime Nebot y por la encuestadora Market, cercana al socialcristianismo. La votación propia de Viteri oscila alrededor del 15%, el resto serían votos prestados o del “mal menor”. Fuente CNE.

LOS VOTOS PRESTADOS DE VITERI

Recordemos la primera vuelta en 2017, en que Moreno alcanza el 39,36%, Lasso el 28,09% y Viteri con un 16,32% no pasa a la segunda vuelta. Esa es la realidad de Viteri a nivel nacional, incluyendo el arrastre del PSC. En las mismas elecciones Viteri obtuvo en Guayaquil el 17% (430.666 votos). Si ahora alcanzó una votación del 52,3%, ¿cuántos de esos votos no son suyos?.

Nebot evita la fiscalización y extiende su dominio a través de su candidata

Al parecer, al menos el 35,9% restante no serían votos de Viteri. Una parte serían de Nebot y otra responden a la decisión de ciertos electores de votar por quienes eventualmente consideran el mal menor. Pero en el resultado final, Nebot evita la fiscalización y extiende su dominio a través de su candidata, la que continuará el cuestionado “modelo exitoso”.

LAS DESVENTAJAS DEL TRIUNFO DE VITERI

Las consecuencias de este continuismo impulsado por Nebot, son la nula fiscalización de la administración saliente, la agudización de una política de garrote contra el trabajador informal, el clima de violencia e inseguridad, el aumento de la represión punitiva (multas) y la exclusión de sectores de la periferia que carecen de elementales servicios básicos.

El “modelo exitoso” está en manos de una argolla pudiente ligada al poder nebotcista.

De otra parte, el “modelo exitoso” es en esencia perverso -socialmente hablando-, pues está en manos de una argolla pudiente ligada al poder nebotcista que monopoliza prebendas, que lucran de parcelas de poder y que son los mismos que ganan siempre las contrataciones.

LAS FUNDACIONES SIGUEN… HACIENDO NEGOCIOS

En la práctica, este modelo protege a casi una decena de Fundaciones privadas que hacen negocio de las necesidades públicas y se nutren de los dineros de los contribuyentes. Se maneja sin transparencia, con un secretismo que siembra serias dudas sobre su idoneidad, eficiencia y rectitud de procedimientos.

Las fundaciones, a pesar de manejar recursos públicos, no permiten auditoría de la Contraloría

Son entidades de derecho privado cuyos gastos de salarios y administrativos no se registran en el municipio. Los costos, plazos y términos de las contrataciones no son de libre acceso a la ciudadanía. Estas fundaciones, a pesar de manejar recursos públicos, no permiten auditoría alguna de la Contraloría y no están sujetas a la ley de contratación pública, ni al control del CPCCS. En suma, cero transparencia del uso de nuestros tributos por cuatro años más.

“GANABA 10 MIL Y ME SENTÍA MAL PAGADO”

Lapidaria frase del prefecto electo Carlos Luis Morales que al parecer no pesó nada en su contra en la presente elección. Las redes comentaron ampliamente sobre el tema y nos permitieron entender algo lógico desde la simple matemática: ¿si Morales ganaba en TC Televisión un sueldo de 10 mil dólares y se sentía mal pagado, cómo piensa ser Prefecto con un sueldo de 4 mil dólares? La pregunta y la respuesta asustan, por decir lo menos.

“Carlos Luis, tú vas a la prefectura a robar”

Abdalá Bucaram ya fue crudo en afirmar: “Carlos Luis, tú vas a la prefectura a robar”. No obstante, parecería que Morales continúa siendo un arquero con suerte, porque todo pelotazo pega en el parante. Es una gran incógnita, como un correísta pudo llegar tan lejos con los votos del PSC -un partido de derecha- y luego de haberse cambiado algunas camisetas. Quizá el autoexcluirse en el banco por parte de José Francisco Cevallos, facilitó la titularidad de su colega Morales.

BLASCO LE PEGA SÓLO UNA…

Un video que se hizo viral del encuestador cercano al PSC, Blasco Peñaherrera Solá, sacado a empellones de una reunión política lo dejó mal parado poco antes de las elecciones.

Blasco Peñaherrera montó un evento especial para anunciar sus cifras. Esta información fue lanzada horas antes de las elecciones por las redes socialcristianas

Sin embargo, el principal personero de las encuestadoras Market y Click pronto reapareció campante para sus previsiones del 24M y acertar con Cynthia Viteri en Guayaquil, curiosamente con cifras muy similares a las del CNE, y errar en las previsiones electorales de otras plazas como Quito y Cuenca.

Previsión electoral de Market sobre la Alcaldía de Cuenca.
Gráfico realizado con datos de CNE y Market.

Por ejemplo erró en Cuenca en donde puso como ganador a Paúl Carrasco con 26,32%, segundo a Marcelo Cabrera con 22,22%, tercero a Pedro Palacios con 20,76% y a Jefferson Pérez con 11,99%.

El resultado final dio como ganador a Pedro Palacios con 27,97% (erró en 8 puntos) y en segundo lugar estuvo Jefferson Pérez con 22,26% (erró en 10 puntos). Carrasco obtuvo 14,5% (erró en 12 puntos) y Cabrera 19,47% (erró en 2 puntos). Aquí no pegó ni una.

BLASCO, QUITO Y EL CNE

Peñaherrera falló garrafalmente en Quito, su plaza, donde se asientan sus empresas, donde debería tener más posibilidades de acertar. Acertó con tal exactitud en Guayaquil, que hay quien especula que habría recibido información privilegiada y anticipada, por la similitud de sus cifras con las de la autoridad electoral.

Previsión electoral de Market sobre la Alcaldía de Quito.
Gráfico realizado con datos de CNE y Market.

En Quito, Peñaherrera y Market, aseguraron que ganaría Paco Moncayo con 28,12% seguido de Jorge Yunda con 21,18%, tercera Luisa Maldonado con 15,97% y cuarto César Montúfar con 10,76% .

Finalmente Paco no ganó, sino Yunda quien alcanzó el 21,33%, seguido de Maldonado con 18,43% (erró en casi 3 puntos), tercero Moncayo con 17,77% (erró en casi 11 puntos) y cuarto Montúfar con 17,02% (erró en casi 7 puntos).

¿HUBO FRAUDE? ¿HUBO APAGÓN INFORMÁTICO?

Imposible olvidar los audios filtrados en redes sociales en los que el ex asesor del presidente Moreno, Eduardo Mangas, confirmó que hubo fraude en las elecciones de 2017. Esa situación fue traumática para el país y cada vez que haya elecciones, nos asaltará la duda sobre si hay fraude o no. Lo cierto es que las redes sociales hicieron su parte y denunciaron varias irregularidades en el proceso electoral del 24M.

Cada vez que haya elecciones, nos asaltará la duda si hay fraude o no.

Una de las denuncias más insólitas -para Ripley– fue que un muerto fue el ganador a la Alcaldía en la parroquia Juan Gómez Rendón (Progreso). Aunque usted no lo crea. También se denunció que camiones particulares estaban transportando las urnas de algunos recintos electorales. ¿Dónde estaba la logística militar?

El muerto que ganó la elección de Alcalde del GAD parroquial de Juan Gómez Rendón, era socialcristiano. Aquí con la alcaldesa electa, Cynthia Viteri.

La espontánea vigilancia ciudadana denunció también papeletas marcadas y la clonación de actas en Guayaquil, en el Colegio Provincia de Tungurahua, en la Junta 47, hombres. Una observadora nacional acreditada denunció duplicación del sistema de escaneo de actas y procesadas en un galpón tras el CNE.

El informe de los veedores de la OEA incluyó dos graves cuestionamientos al proceso electoral: la restricción del sufragio a ciudadano extranjeros que constaban en el padrón y que hubo una suerte de apagón del sistema informático, igual que en el 2017. Textualmente la misión aseveró:

“A la media hora de haber cerrado las Juntas Receptoras del Voto, el CNE comenzó a procesar las actas que iban llegando desde el exterior y continuó recibiendo, de manera ininterrumpida, de los distintos recintos de transmisión. Sin embargo, al igual que los procesos del 2017, en estas elecciones, se constató que la página web de publicación de resultados falló alrededor de las 20h00 hasta la madrugada”.

REDES SOCIALES, LAS GANADORAS DEL 24M

Las redes sociales son las indudables ganadoras del 24M y los medios de comunicación tradicionales y sus analistas y entrevistadores, los grandes derrotados. Estos medios intoxicaron el debate público, conspiraron contra la democracia y mostraron nuevamente una visión interesada de un país diferente al que el ciudadano registra en la realidad, con su celular en mano. La credibilidad de esos medios arcaicos se deteriora cada vez más porque el ciudadano no los digiere dócilmente como antes, sino que contrasta con las múltiples versiones que le proveen las redes sociales.

PSC, PERDEDOR DEL 24M

Directivos de Centro Democrático afirman que en verdad Cynthia Viteri sí ganó la elección, pero que estiman que el margen de 20 puntos no es tal y que no pudo ser mayor del 10%. De ser cierta esa especulación, significaría que el socialcristianismo tendría al 2019 un mayor declive que el de nuestro gráfico portada de este artículo. Algunos analistas políticos coinciden en la posibilidad de un presunto “fraude selectivo” montado para favorecer en ciertas regiones a los candidatos del  PSC, dada la evidente influencia y control socialcristiano en el actual CNE.

“Cynthia Viteri ganó, pero no con un margen mayor al 10%”

Si asumimos el 24M como una suerte de “primera vuelta presidencial” con miras al 2021, un gran perdedor es Nebot y el socialcristianismo por sus derrotas en El Oro, Tungurahua, Pichincha y Manabí, que demuestran un rechazo creciente al líder cantonal de la derecha. Su presencia en Ambato y Machala habría sido un detonante para la pérdida de estas plazas que hoy ya son territorios de políticos emergentes.

Farandulizar la política, otro síntoma de políticos y partidos decadentes.

¿Nebot promueve su lista de candidatos o intenta ponerse un canal de televisión?

Es lamentable que un partido como el PSC, supuesto líder nacional que debería dar prioridad a aspectos ideológicos con figuras de prestancia política, tenga que “farandulizar” la lid electoral para ganar elecciones, muestra adicional de su decadencia. La muestra va desde “Polito” Baquerizo, pasando por Doménica y siguiendo por Luzmila, Gushmer, la Bombón, Morales, Rodríguez, Strenge y similares. La sabiduría popular lo dijo claramente en un meme: “¿Nebot promueve su lista de candidatos o intenta ponerse un canal de televisión?”.